Comprendiendo el sindrome de Klinefelter

guiadepsicologos

El Síndrome de Klinefelter se presenta en los varones y se caracteriza por tener un cromosoma sexual de más (XXY) que ocasiona que el individuo presente características tanto femeninas como masculinas, igualmente a nivel físico y cognitivo. Suele ser diagnosticado en la adolescencia o ya en la adultez cuando se presentan problemas para procrear.

Los efectos no son generalizados, por ejemplo, es común que el coeficiente intelectual se reduzca de 15 a 16 puntos aproximadamente, ocasionando que el área del lenguaje sea la más afectada y la persona tenga problemas para leer o escribir, también presentan déficit de atención entre otras tantas características propias del síndrome. Sin embargo, muchos logran desarrollarse académicamente de manera normal.

Emocionalmente, quienes son portadores del síndrome suelen tener baja autoestima, por lo que se aíslan y se sienten heridos con facilidad. Sobre todo por las críticas que tienden a generarse en cuanto a su conducta, por lo que es importante la información que se les da acerca de la formación sexual, desde temprana edad. La gran mayoría no nota la relevancia que tiene dicho aspecto en la vida de estas personas.

Al dirigirse adecuadamente la información, en conjunto con la educación y los diferentes factores sociales, como la familia, la escuela, entre otros, se puede lograr un buen desarrollo de su personalidad. Permitiendo que se fortalezcan sus escalas de valores, costumbres, creencia y percepción de sí mismo, durante su vida.

Quiénes son realmente

No deben considerárseles como personas con problemas o desequilibradas, simplemente tienen una forma de ver las cosas de manera diferente, recuerde que tienen el sentir masculino y femenino más presente que en cualquier otro individuo. En su adolescencia es cuando más deben tener acompañamiento, es una etapa de descubrimiento personal y dada su situación se les hace más complicado aún definirse y aceptarse.

Todos nos conocemos a nosotros mismos a través de las relaciones con las personas que nos rodean, por lo que un buen ambiente familiar que les proporcione seguridad y, por sobre todo, comprensión. De esta manera, se pueden integrar sin dificultad, con una mentalidad clara que les facilite la preparación para el mundo fuera del que tienden a encerrarse por protección.

No es sencillo saber confrontar ciertas situaciones, más si hay desinformación o negación entre el grupo familiar o por parte del mismo individuo. La ayuda de un profesional siempre debe ser bienvenida para que no se escape de sus manos algo tan crucial como el bienestar de un ser querido. Consulte el link guiadepsicologos, para precisar los mejores consultorios de psicólogos de España.