Las fechas que marca el calendario

material-escolar-online.es foto 1

Vivimos esclavos del calendario, según nos marca el paso así andamos. Si el calendario nos dice que es Navidad y que tenemos que comprar regalos hasta vaciar nuestros bolsillos, lo hacemos. Compramos regalos para todos, para los padres y hermanos, los hijos, los abuelos, los sobrinos y hasta para la vecina de enfrente tenemos un pequeño detalle por las veces que nos ha dado un poco de azúcar.

Si el calendario nos dice que es febrero, todos nos volvemos locos por que los demás sepan cuanto queremos a nuestra pareja, regalos varios como perfumes y bolsos, o ramos de flores se ven durante todo el día de un lado para otro con las prisas de que todas las enamoradas las reciban en ese día tan especial.

Cuando nos die que es Septiembre, las prisas por buscar tiendas de material escolar nos abruman. Necesitamos todo el material para que los muchachos vayan al colegio con todo lo necesario, nada puede faltar, lápices, rotuladores, bolígrafos, folios, carpetas, estuches, gomas de borrar… y un largo etcétera que no acaba nunca.
¿Consumismo? Mucho, todo y más, el consumismo se ha adueñado del calendario y se encarga de recordarnos cada día marcado para que no se nos olvide gastar unos cuantos euros. A todos nos gusta que se acuerden de nosotros, pero ¿necesitamos una fecha en el calendario como grabada a fuego para que nuestra pareja  nos diga que nos quiere? ¿Necesitamos que una hoja en el almanaque nos recuerde que por el amor que sentimos hacia los nuestros en Navidad debemos tener un pequeño detalle con ellos? Yo creo que no, todo son campañas de las grandes empresas para sacar los productos al mercado.

Estamos en plena semana del Black Friday, ¿rebajas? ¿Descuentos? ¿O una manera de sacar todos los productos que menos se venden? Pues eso, que lo que antes costaba cinco porque ahora puede costar dos, que no tiene sentido. Lo que pasa es que somos así de ingenuos y nos puede mucho una buena rebaja, da igual si lo necesitamos, si es barato lo compramos para cuando nos haga falta. Esto señores es consumismo puro y duro, una manera de mover el dinero de todos sin que nos demos apenas cuenta, una manera de aumentar las ventas de determinados productos, una manera de que salgamos a la calle a gastar solo porque lo dice el calendario.