PRORASO, LOS ORÍGENES

My traditional wet shaving set

Aunque parezca mentira, el afeitado no siempre se lleva a cabo con las mismas técnicas ni del mismo modo. Existen diferentes tipos de afeitado y uno de los más habituales es el conocido como proraso, el afeitado italiano. Italia es uno de los países occidentales que más cuidan su aspecto y esto es bien visible en ciertos aspectos como las marcas propias y su atención hacia el afeitado.

 

El Proraso tiene sus orígenes en 1908, año en el que Ludovico Martelli funda su propia empresa de cosméticos con su propio nombre. Varios años más tarde, en 198, su hijo Piero llega a la empresa de su padre e inicia ciertas reformas que serían las que más tarde darían fama a la marca: la llegada de la conocida como ‘crema milagrosa’. Era el inicio del imperio Proraso.

 

Esta crema era totalmente diferente a la pomada tradicionalmente utilizada en el afeite con brocha, el que se realizaba en la época. Esta crema de Proraso se podía utilizar tanto antes como después del afeitado ya que cubría varias funciones: lubricaba la piel antes del afeitado y calmaba el sufrimiento de la misma piel después del pelado.

 

Esta crema, realizada a partir de una base de mentol y eucalipto, se ha convertido en una de las más populares y usadas en Italia, tanto a nivel particular como en barberías y establecimiento profesionales del país transalpino.

 

PRODUCTOS MÁS UTILIZADOS PARA EL PRORASO

 

El uso del producto y técnica del proraso no se realiza de forma única con este producto y son varios los elementos que pueden utilizarse para que el afeitado sea el mejor. La marca Proraso tiene en su colección diversos productos especialmente realizados para este tipo de afeitado.

 

Entre los diversos productos que se encuentran dentro de esta gama podemos encontrar aceites de diferentes calidades y tipos, realizados con productos naturales que ayudan a un afeitado de calidad incluso para las barbas más exigentes, como ocurre con el aceite caliente para barba, el aceite de madera y especias, el aceite de lima, de ciprés y vetiver, sándalo, aloe y vitamina E, la clásica de eucalipto…para todos los gustos, pieles y olores.

 

El uso conjunto de todos los productos de la marca Proraso para la consecución del afeitado perfecto es la muestra ideal de la calidad que la marca lleva trabajando durante décadas y décadas en un ambiente familiar que sin embargo ha sabido adaptarse a los nuevos medios.